jueves, 28 de junio de 2012

El penalti de Sergio Ramos



Controla, mira, pasa, corta, entrega,
trabaja, lucha y sufre sin dispensa,
y es el dueño total de la defensa,
cuyo centro es su casa solariega.

Al balón peligroso siempre llega
con rapidez y calidad inmensa,
y lo mismo recibe recompensa
si al ataque le impulsa la refriega.

Vituperado por la gente aviesa
por mandar un balón al firmamento,
vino a dar con la escuadra portuguesa:

allí vio que llegaba su momento
y nos encandiló con la sorpresa
de emular a Panenka el lanzamiento.


1 comentario:

  1. Un penalti realizado como un maestro, me sorprendió.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar